domingo, 28 de abril de 2013

Movilidad (III): la convergencia de las comunicaciones

La convergencia de las comunicaciones

Continuamos con este tercer post, esta serie de 10 artículos sobre movilidad subtitulados "La sustantivación técnica del adjetivo", que pretenden estudiar el estado de las tecnologías móviles actuales y que invitan a la reflexión sobre el impacto que tiene la aplicación de la movilidad TIC sobre la sociedad y el quehacer cotidiano. El subtítulo es, cuando menos, intrigante; pero espero que conforme avance el desarrollo de estos artículos, el lector avispado se irá persuadiendo del significado profundo que subyace de él.
El índice que desarrollaremos será el siguiente:
  1. Introducción: las tres tendencias tecnológicas actuales.
  2. Los servicios basados en la nube.
  3. La convergencia de las comunicaciones (este post).
  4. El fenómeno BYOD y la consumerización.
  5. Los nuevos dispositivos móviles.
  6. Las nuevas necesidades de los usuarios con movilidad.
  7. El nuevo "socialismo digital": un cambio en el paradigma social.
  8. Movilidad y aprendizaje.
  9. El utilitarismo de la compulsión postmodernista.
  10. Incidencia de estos cambios en las empresas.

(Post 3/10 de la serie Movilidad TIC: la sustantivación técnica del adjetivo).

La convergencia de las comunicaciones no es más que otro paradigma de virtualización que trata de separar los servicios concretos de comunicación de los fenómenos de transporte por los que se operan esos servicios.

Simplificando mucho, en el ecosistema de las redes locales tradicionalmente se decía que una red convergente era la que operaba bajo el mismo tipo de cableado de red tanto la voz como los datos. Por ejemplo, la misma instalación utilizada para que las estaciones cliente de los usuarios accedieran a sus datos alojados en los servidores locales podían utilizarse para transportar las comunicaciones de voz mediante su digitalización.

Esto imponía unas exigencias rigurosas sobre la calidad de los servicios de transporte utilizados puesto que un microcorte en la comunicación, por ejemplo debido a una congestión de red, es fácilmente detectable por el oído humano y, además, molesto.

Preparar una red local para hacerla convergente implica que el administrador de red debe diseñar sus componentes para ofrecer conectividad y calidad de servicio suficiente. A partir de ese momento, gestionará una única red y no dos, lo que abarata los costes de mantenimiento y de operación.

Redes virtuales

Actualmente el término convergencia ha tomado nuevos significados al extenderse más allá de los límites de la red local. Veámoslo con un ejemplo.
Por el par de hilos de cobre que llega a cada hogar el proveedor de servicios de comunicaciones nos suministra el servicio telefónico de voz, pero también puede suministrar el acceso a Internet (por ejemplo, mediante ADSL) e incluso el servicio de televisión a la carta. Pero además, a través del ADSL, se podría codificar una comunicación de voz mediante Skype, Google Talk o cualquier otro servicio de VoIP (Voz sobre IP).

Resumiendo, no importa demasiado el tipo de servicio de transporte con tal de que sea suficiente y garantice un mínimo de calidad, lo importante es el servicio de alto nivel.
¿Por qué las compañías de cable están sustituyendo el cobre por la fibra? Para garantizar esta calidad y así proveernos tanto de los servicios actuales como de cualquiera de los que aparezcan en el futuro utilizando esta nueva y única infraestructura, haciendo real la virtualidad convergente de la red.



Alfredo Abad Domingo.
Google+: google.com/+AlfredoAbadDomingo
Twitter: @AlphesTIC,  https://twitter.com/AlphesTIC 
Facebook: https://www.facebook.com/alfabad 
Linkedin: http://www.linkedin.com/in/alfabad
Artículo "Tecnologías para la movilidad. La sustantivación técnica del adjetivo". Escrito originalmente y publicado en Escenario 2012. Instituto Tecnológico y Gráfico Tajamar. ISBN: 978-84-88543-12-7. Copyright 2012 by Alfredo Abad. Se otorga licencia de reproducción citando al autor y revista de publicación original.

martes, 23 de abril de 2013

La tensión en Corea es tecnológica, pero no tanto

TICpollo, Tarzán, en las selvas coreanas.
Copio aquí una noticia de la agencia EFE del 19 de octubre, que ya apuntaba maneras:

Seúl, 19 oct (EFE).- Corea del Norte amenazó hoy con atacar una zona fronteriza de Corea del Sur si activistas de este país lanzan desde allí globos hacia el territorio norcoreano con panfletos contra el régimen de Kim Jong-un, lo que considera una "guerra psicológica".
En un comunicado, la agencia estatal norcoreana KCNA señaló que los activistas planean lanzar el próximo lunes folletos "difamando la dignidad del liderazgo supremo de la República Popular Democrática de Corea" desde el pabellón de Rimjin, en la ciudad fronteriza de Paju.

Ahora se plantea una posible guerra nuclear, que es fundamentalmente tecnológica, pero no parece ser una guerra 2.0. En Corea, la falta de libertad, impediría que la inteligencia de Corea del Sur o de sus aliados puedan lanzar folletos digitales a través de Internet.

Una vez más, y sin idolatrías digitales, Internet se manifiesta como termómetro de la libertad.

Ilustración: 
Antonio Marín (c). Más imágenes originales en http://dibuloco.wordpress.com/


Reflexión: 
Alfredo Abad Domingo.
Google+: google.com/+AlfredoAbadDomingo
Twitter: @AlphesTIC,  https://twitter.com/AlphesTIC 
Facebook: https://www.facebook.com/alfabad 
Linkedin: http://www.linkedin.com/in/alfabad

jueves, 18 de abril de 2013

Movilidad (II): servicios basados en la nube

Servicios basados en la nube

Continuamos con este segundo post, esta serie de 10 artículos sobre movilidad subtitulados "La sustantivación técnica del adjetivo", que pretenden estudiar el estado de las tecnologías móviles actuales y que invitan a la reflexión sobre el impacto que tiene la aplicación de la movilidad TIC sobre la sociedad y el quehacer cotidiano. El subtítulo es, cuando menos, intrigante; pero espero que conforme avance el desarrollo de estos artículos, el lector avispado se irá persuadiendo del significado profundo que subyace de él.
El índice que desarrollaremos será el siguiente:
  1. Introducción: las tres tendencias tecnológicas actuales.
  2. Los servicios basados en la nube (este post).
  3. La convergencia de las comunicaciones.
  4. El fenómeno BYOD y la consumerización.
  5. Los nuevos dispositivos móviles.
  6. Las nuevas necesidades de los usuarios con movilidad.
  7. El nuevo "socialismo digital": un cambio en el paradigma social.
  8. Movilidad y aprendizaje.
  9. El utilitarismo de la compulsión postmodernista.
  10. Incidencia de estos cambios en las empresas.

(Post 2/10 de la serie Movilidad TIC: la sustantivación técnica del adjetivo).

La nube no es una tendencia. No es algo que esperamos: ya está aquí, aunque según el Observatorio Nacional de las Telecomunicaciones y la Seguridad de la Información (ONTSI ), dependiente del Ministerio de Industria, el 55% de las empresas aún no saben qué es si bien el 25% afirma conocer la tecnología.

Quizás no nos damos cuenta pero llevamos utilizando masivamente algunos servicios de la nube desde hace años. La comodidad de tener siempre disponible la información, por ejemplo mediante servicios como Dropbox o Apple iCloud, de disponer de las aplicaciones que habitualmente utilizamos en su formato web ha hecho que poco a poco vayamos abandonando el paradigma de la computación tradicional...

En ella, el usuario debe ubicarse donde se localizan sus datos y sus aplicaciones para ir consiguiendo que datos y aplicaciones estén disponibles permanentemente con independencia de su localización física concreta, pero aún más: del dispositivo electrónico que se utilice para el acceso a la nube. Por eso podemos explicarnos fácilmente el éxito de servicios en la nube como los de Google o Microsoft Office 365.

Figura 1. Servicios provistos por Cloud Computing y relación de servicios entre capas.
Para el común de los usuarios, los servicios en la nube más utilizados son los de SaaS (Software as a Service), que se encargan de virtualizar las aplicaciones, y los de IaaS (Infrastructure as a Service) con servicios tan conocidos y desarrollados como el almacenamiento de documentos en la nube (Dropbox).
El tercer tipo de servicio en la nube es solo apto para desarrolladores, se trata de PaaS (Platform as a Service).

Que PaaS sea un servicio poco conocido, no quiere decir que sea poco utilizado y, mucho menos, de escasa relevancia: de PaaS dependen gran parte de las estrategias de muchas compañías como veremos más adelante.

En cualquiera de los casos la computación en la nube exige en los proveedores de servicios un sustrato tecnológico sin el que no podrían desarrollar sus servicios: se trata de la virtualización.

Este es el elemento estratégico fundamental para el desarrollo, no así para la comercialización de los servicios ya que la virtualización pasa desapercibida para los usuarios que consumen los servicios que provee.
Mediante la virtualización creamos ficciones de los sistemas, tanto hardware como software así como de las aplicaciones, de modo que sin ser, parece que son. Y son, pero virtuales; y por tanto, insensibles a los problemas relacionados con la localización, que son los grandes inconvenientes de los sistemas tradicionales y que comprometían la alta disponibilidad de los servicios ofrecidos. Lo importante es darse cuenta de que la virtualización no hace la nube, pero no hay nube sin virtualización.

Figura 2. Distintas soluciones de virtualización de sistemas y sus tipos tecnológicos (AxH, Asistida por Hardware).
Actores importantes en el escenario actual que comercializan productos de virtualización son Microsoft, VMware, Citrix o Parallels, aunque hay varias decenas de plataformas de virtualización de software libre para todos los gustos (véase Figura 2). Con estos productos se pueden construir nubes privadas, públicas e híbridas en función del modelo de propiedad.



Alfredo Abad Domingo.
Google+: google.com/+AlfredoAbadDomingo
Twitter: @AlphesTIC,  https://twitter.com/AlphesTIC 
Facebook: https://www.facebook.com/alfabad 
Linkedin: http://www.linkedin.com/in/alfabad
Artículo "Tecnologías para la movilidad. La sustantivación técnica del adjetivo". Escrito originalmente y publicado en Escenario 2012. Instituto Tecnológico y Gráfico Tajamar. ISBN: 978-84-88543-12-7. Copyright 2012 by Alfredo Abad. Se otorga licencia de reproducción citando al autor y revista de publicación original.

Entradas relacionadas fuera de la serie:

sábado, 13 de abril de 2013

¿Son las redes sociales lo que parecen?


Desde su aparición, las redes sociales se han convertido en una fuente de relación y de información indispensable en la web, formando parte del núcleo de Internet.

Actualmente, las redes sociales ofrecen  numerosas ventajas – bien lo saben los social media managers– a las empresas y a sus clientes: relacionarse con los consumidores de los productos o encontrar potenciales clientes, informarse sobre la competencia o conocer la opinión pública de una marca, etc.

Este crecimiento de las redes sociales ha llevado a que los gobiernos de algunos países se aprovechen de esta “explosión de información” en su propio e interesado beneficio.

Según informó el diario británico The Guardian UK (17 de marzo 2011):
“Las fuerzas armadas estadounidenses están desarrollando un software que les permita intervenir y manipular secretamente los sitios sociales y foros de los medios, mediante personajes en línea de identidad falsa, para influir en conversaciones a través de Internet y diseminar propaganda favorable a Estados Unidos”.
Por otra parte, el Pentágono pretende desarrollar un “servicio de gestión en línea de personas” que permitirá a un militar mantener hasta diez identidades falsas por todo el mundo.


El propósito evidente de Estados Unidos consiste en crear un falso consenso pro-estadounidense en las conversaciones online, ablandar opiniones incómodas y sofocar comentarios o informes contrarios a sus propios objetivos internacionales.

El uso de personalidades digitales inventadas podría ser imitado por otros gobiernos, empresas y organizaciones de todo tipo, dispuestas a conducir subrepticiamente a los consumidores de los medios y convertirlos en simples marionetas como actores de su estratégico juego de propaganda mundial.

El control de las redes sociales por parte de agencias estatales,  grandes empresas u organizaciones terroristas,  está generando una guerra psicológica por vía electrónica que convierte a las redes sociales en una herramienta estratégica indispensable para  conseguir su éxito.

Las redes sociales son el nuevo armamento de futuro e Internet su campo de batalla: escenario éste en donde –ignorantes–  nos veremos involucrados sin saberlo, y en el que ninguna de nuestras informaciones permanecerá privada, aunque algunos –aún más ignorantes–   con suma candidez crean que sí.

Y, ahora que ya conoces realmente como son las redes sociales. ¿Qué harás?


Colaborador, autor del post: Daniel Crespo Bernacchi (dcrespo.bernacch[at]hotmail[dot]com).
Ciclo Formativo de Grado Superior en Administración de Sistemas Informáticos en Red.
Centro Cultural y Deportivo Tajamar.

lunes, 8 de abril de 2013

Movilidad (I): tendencias tecnológicas actuales

Introducción y tendencias tecnológicas actuales

Iniciamos aquí una serie de 10 posts sobre movilidad que hemos subtitulado "La sustantivación técnica del adjetivo", que pretenden estudiar el estado de las tecnologías móviles actuales y que invitan a la reflexión sobre el impacto que tiene la aplicación de la movilidad TIC sobre la sociedad y el quehacer cotidiano. El subtítulo es, cuando menos, intrigante; pero espero que conforme avance el desarrollo de estos artículos, el lector avispado se irá persuadiendo del significado profundo que subyace de él.
El índice que desarrollaremos será el siguiente:
  1. Introducción: las tres tendencias tecnológicas actuales (este post).
  2. Los servicios basados en la nube.
  3. La convergencia de las comunicaciones.
  4. El fenómeno BYOD y la consumerización.
  5. Los nuevos dispositivos móviles.
  6. Las nuevas necesidades de los usuarios con movilidad.
  7. El nuevo "socialismo digital": un cambio en el paradigma social.
  8. Movilidad y aprendizaje.
  9. El utilitarismo de la compulsión postmodernista.
  10. Incidencia de estos cambios en las empresas.

(Post 1/10 de la serie Movilidad TIC: la sustantivación técnica del adjetivo).

En su reciente libro “Prepárate: el futuro del trabajo ya está aquí ” (The Sift. The future of work is already here, editado en español por Galaxia Gutenberg, 2012), Lynda Gratton , catedrática de Práctica Directiva en la London Business School y fundadora del Hot Spots Movement analiza las cinco fuerzas básicas que, a su juicio y desde un punto de vista sociológico, configuran el mundo actual: tecnología, globalización, sociedad, demografía y recursos energéticos.

Estos datos serían irrelevantes si no fuera porque Gratton está incluida por diarios tan prestigiosos como The Times o Financial Times en sus listas de personas más influyentes en el ámbito de los Negocios y los Recursos Humanos.

En este ensayo, Gratton explora las posibilidades profesionales de futuro utilizando destrezas novedosas relacionadas con las ciencias de la salud y de la vida, la creatividad y la innovación, la capacitación o el coaching y termina por resaltar tendencias profesionales como gestión de comunidades, empresariado social, incubación de microempresas, etc.
En general y de manera transversal, aconseja una autoformación constante en campos multidisciplinares además de una especialización intensa en algún campo concreto.

De las cinco fuerzas  que menciona, aquí nos fijaremos en las tres primeras: tecnología, globalización y sociedad. En concreto, desarrollaremos el estado de la tecnología como excipiente de los procesos globalizados y de las tendencias sociales.

Las tres tendencias tecnológicas actuales

Los actores más relevantes de la batalla tecnológica que se libra en la actualidad convienen mayoritariamente en considerar tres como las áreas de mayor pujanza y crecimiento que ya están vigentes pero que conservarán su vigor en los próximos años.

Estas tres áreas tecnológicas son la computación en la nube o cloud computing, la convergencia de las comunicaciones y el uso masivo de la informática móvil.

Además, según IBM, antes la gente solía ir al trabajo, ahora es el trabajo el que va a la gente (El nuevo puesto de trabajo ¿Está preparado?. Cómo capturar valor de negocio. IBM Global Technology Services).

Esto se lleva a cabo a través del desarrollo de estos tres modelos tecnológicos, favorecidos por las expectativas crecientes de tráfico mundial en Internet que prevé que en 2016 el número de dispositivos móviles conectados a Internet superará los 20.000 millones (10.300 millones en 2012), de los cuales 258 millones se localizarán en España: una media de cinco dispositivos con conexión por cada español .


En el próximo post: Los servicios basados en la nube.

Alfredo Abad Domingo.
Google+: google.com/+AlfredoAbadDomingo
Twitter: @AlphesTIC,  https://twitter.com/AlphesTIC 
Facebook: https://www.facebook.com/alfabad 
Linkedin: http://www.linkedin.com/in/alfabad
Artículo "Tecnologías para la movilidad. La sustantivación técnica del adjetivo". Escrito originalmente y publicado en Escenario 2012. Instituto Tecnológico y Gráfico Tajamar. ISBN: 978-84-88543-12-7. Copyright 2012 by Alfredo Abad. Se otorga licencia de reproducción citando al autor y revista de publicación original.

miércoles, 3 de abril de 2013

Nomofobia: el horror vacui tecnológico

He conocido a varias personas que les picaba o les dolía algún miembro del que lamentablemente, por enfermedad o accidente, carecían.

Para quien no tiene esta carencia -una amputación- es muy difícil hacerse una idea razonable de lo que significa, porque: ¿dónde te rascas cuando te pica un pie del que careces?

Leía hace unos días en un blog, una reflexión, que ahora traslado al lector:

¿Notas la vibración de tu móvil aun cuando no lo llevas encima? ¿Te escapas del trabajo para volver a casa a por tu smartphone cuando descubres que lo olvidaste? ¿Miras la pantalla cada diez minutos por si alguien te ha enviado un mensaje, correo o te invita a algo en una red social?
Si alguna de estas preguntas, o semejantes, te ha herido, querido lector, no lo dudes: puedes estar afectado por la nomofobia, una enfermedad del siglo XXI.

La palabra nomofobia viene del inglés nomophobia, que se compone de no (negación), mo (de mobile phone o teléfono móvil) y de phobia (miedo irracional). En conjunto, se refiere al miedo irracional -no controlado- a estar separado del teléfono móvil. Y, por extensión, actualmente se aplica al miedo a estar desposeído de una línea de comunicación o cibernética: correos, SMS, telefonía de voz, redes sociales, etc.

Copio los datos de los estudios realizados para establecer un marco de referencia del problema:


La patología se identificó por primera vez en 2008 y los expertos señalan que quienes la padecen experimentan una gran ansiedad cuando se dan las siguientes situaciones: pérdida de teléfono móvil, batería o crédito agotado y falta de señal.
El primer estudio que dio la voz de alarma sobre este fenómeno lo llevó a cabo el gobierno británico hace cuatro años, con el fin de investigar las ansiedades que sufren los usuarios de telefonía móvil: se registró que un 56% de hombres y un 48% de mujeres sufrían esta fobia y que un 9% se sentía “estresado” cuando su aparato se apagaba.
La investigación actual, elaborada por la empresa de dispositivos de seguridad para teléfonos móviles SecurEnvoy, reveló que la cifra de afectados aumentó en el país.
Tras encuestar a unas 1.000 personas, se constató que el 77% de los individuos con edades comprendidas entre los 18 y los 24 años sufrían nomofobia, mientras que en la franja de edad que va de los 25 a los 34 años, la incidencia fue del 68%.
Es más, el sondeo descubrió que un 41% de los encuestados llevaban con ellos dos teléfonos móviles para así nunca quedarse “desconectados”.
Pero la nomofobia despierta debate en el mundo de la psicología. Para Francisca López Torrecillas, experta en adicciones de la Universidad de Granada, “todavía no se puede considerar una enfermedad”. “Es más bien un síntoma de la adicción al móvil”, señaló.
Explicó que un nomofóbico no puede imaginar salir a la calle sin él y además invierte un mínimo de cuatro horas diarias consultándolo por motivos ajenos al trabajo.
Ese tipo de persona, además, “suele tener baja autoestima, ser introvertido y en su tiempo libre sólo usa el teléfono móvil, algo que va unido a no tener otras actividades de ocio”, agregó.
Esta fobia fue vinculada por otros especialistas a la adicción a la tecnología, más precisamente con la necesidad de revisar constantemente cada mensaje, alerta o sonido que genera el teléfono.
A principios de este año un equipo de investigadores de la Universidad de Worcester en Reino Unido, determinó que esta ansiedad permanente -resultado de estar siempre conectados- eleva considerablemente los niveles de estrés. Paradójicamente, el malestar era mayor cuando el teléfono móvil se usaba más para fines personales que laborales. La investigación también ha demostrado que los niveles de estrés de una persona con nomofobia son equiparables con los nervios que se tienen el día antes de la boda o de la visita al dentista.
Pero, ¿por qué no somos capaces de controlar este impulso irracional alimentado por el afán de novedades?
Si pensamos que esto es nuevo, estamos muy confundidos.
Templo ortodoxo de la Natividad en el monasterio de Rila (Bulgaria).
Los aristotélicos ya hablaban de que "La Naturaleza aborrece el vacío". Algunas corrientes artísticas como el Barroco -más específicamente el Rococó-, pero también la decoración islámica o el ostentoso arte bizantino también comparten este "horror al vacío".
El horror vacui, como se llama técnicamente a esta forma de decoración intensiva de todo el espacio pictórico o escultórico, lleva al artista a no dejar ningún vano sin decoración.

Por eso, considero que la nomofobia es el horror vacui de este siglo. Si quieres racionalizar tu vida tecnológica no tienes más remedio que aprender a manejar tus silencios.
Aquí te dejo una magnífica infografía en español sobre la nomofobia, por si quieres ampliar tus posibilidades.
¿Y, tú, lector? ¿Eres nomofóbico?

Alfredo Abad Domingo.
Google+: google.com/+AlfredoAbadDomingo
Twitter: @AlphesTIC,  https://twitter.com/AlphesTIC 
Facebook: https://www.facebook.com/alfabad 
Linkedin: http://www.linkedin.com/in/alfabad
Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...