jueves, 6 de febrero de 2014

La radiografía

Decía Theodore Roosevelt, presidente norteamericano de principios del siglo XX, que "El periodista de investigación es a menudo indispensable para el bienestar de la sociedad, pero sólo si sabe cuando dejar de investigar".

No cabe duda de que una cierta dosis de introspección interior proporciona datos más o menos fiables de nuestras necesidades y posibilidades de cambio: es el primer paso en el camino de la mejora personal. Sin embargo, esta actitud puede derivar en un preciosismo interior encaminado en un primer estadio a lo obsesivo y en un segundo a lo compulsivo.

No está de más adquirir un cierto espíritu de examen (ahora se dice autocrítica), pero no para acuchillarse por los errores cometidos sino para orientar el futuro desde nuestro presente y tomando conciencia de cómo fue nuestro pasado.
De lo contrario, nos pasará como al español Severo Ochoa (premio Nobel en Medicina) que después de una vida de investigación se quejaba: "Me he dedicado a investigar la vida y no sé por qué ni para qué existe".

Y tú, lector, ¿practicas el examen -perdón, la autocrítica-? Y si no lo practicas ¿crees que podrás cambiar?
Pon cada día unos minutos de radiografía: aprenderás a mirarte como realmente eres y llegarás a ser como quieres ser.
¿Conoces alguna manera mejor de progresar en tu propia libertad?

Ilustración: 
Antonio Marín (c). Más imágenes originales en http://dibuloco.wordpress.com/

Reflexión: 
Alfredo Abad Domingo.
Google+: google.com/+AlfredoAbadDomingo
Twitter: @AlphesTIC,  https://twitter.com/AlphesTIC 
Facebook: https://www.facebook.com/alfabad 
Linkedin: http://www.linkedin.com/in/alfabad

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada

Comparte aquí tu comentario, seguro que será interesante para todos.

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...